¡Ni un paso atrás en la defensa de todos los puestos de trabajo! ¡Ningún retroceso en las condiciones laborales en los puertos!

El pasado 12 de mayo el Consejo de Ministros aprobó un nuevo decreto ley de reforma de la estiba similar al que ya defendió en el Congreso el pasado 16 de marzo y que fue rechazado. El ministro De la Serna espera que el próximo jueves 18 de mayo, el Congreso le dé el visto bueno. Este decreto, como el anterior, supone la desregulación total del sector, el desmantelamiento de los derechos laborales de los estibadores y la destrucción de miles de puestos de trabajo dignos y estables.

Acompañando a este nuevo decreto el Gobierno presenta una burda celada: el Ministerio de Fomento se compromete a aprobar otro real decreto que dice contemplará garantías para el mantenimiento del empleo de los actuales estibadores, mejoras de productividad y ayudas para prejubilaciones, que podrían alcanzar hasta 120 millones de euros. El desmantelamiento del sector, claramente concretado en este decreto, viene acompañado de frases huecas, palabras vacías y la grosera intención de destruir empleo estable, cualificado y de calidad a través de prejubilaciones y sustituirlo por empleo precario que haga retroceder las condiciones laborales en los puertos muchas décadas.
El intento de engaño no puede ser más descarado. Presentan el decreto con el que se da el paso decisivo para desregularizar el sector, y lanzan esta cortina de humo para que sus aliados en el parlamento (Ciudadanos, gestora golpista del PSOE, PNV, PDeCat (Partido Demócrata Europeo Catalán, la antigua Convergencia), etc, puedan agarrarse a esta promesa y que les sirva como excusa suficiente para facilitar la aprobación de dicho decreto.

Es necesario ya un plan de lucha contundente y sostenido en el tiempo

Este ataque no se podrá parar de otra forma que no sea la lucha contundente. La fuerza de los trabajadores en la mesa de negociación la otorga la movilización masiva, decidida y unitaria de todos los trabajadores portuarios, con parte de su energía orientada, además, a ganar el apoyo del resto de la clase obrera. Como hemos explicado en numerosas ocasiones los estibadores no tienen privilegios, tienen condiciones de trabajo dignas conquistadas con la lucha, ellos las defienden, el resto de los trabajadores debemos apoyarlos e unirnos a ellos en la lucha para recuperar lo que al resto si han conseguido arrebatarnos.

Los sindicatos de estibadores (Coordinadora de Trabajadores del Mar, CC.OO., UGT, CIG y CGT) han presentado un preaviso de huelga para realizar ocho días de paros entre el 24 de mayo y el 9 de junio, en concreto las huelgas se producirán todos los lunes, miércoles y viernes en horas impares. Así habrá paros el 24, 26, 29 y 31 de mayo, además del 2, 5, 7 y 9 de junio.

Todo el desarrollo de este conflicto está confirmando, una vez más que el único camino para frenar los planes del PP es la lucha contundente, firme, decidida y sin ningún tipo de vacilación que pueda ser interpretada por el Gobierno como un síntoma de debilidad.

El conflicto de la Estiba se ha convertido en un serio problema para el PP y para la Patronal. Los estibadores han enseñado el músculo y el Gobierno ha visto el potencial que tiene una lucha que puede arrastrar a la solidaridad del conjunto del movimiento obrero, y convertirse en punta de lanza para despertar a otros sectores a la acción.

Es el momento de pasar decididamente a la ofensiva. Hay que retomar de manera urgente el espíritu de las asambleas de estibadores al principio de este conflicto: “Ni un paso atrás” “O todos o ninguno”. Esa tiene que ser una vez más la respuesta. No aceptar ni un solo puesto de trabajo destruido, tampoco prejubilaciones si estas no son sustituidas por nuevos trabajadores con las mismas condiciones laborales. El ataque a los estibadores es una apuesta doblemente estratégica para los capitalistas españoles y europeos. En un contexto de crisis, quieren rebajar costes y flexibilizar las condiciones laborales en un sector clave como el transporte marítimo y en un punto tan sensible como los puertos del Estado español. Además, si hoy doblegan a un sector que ha resistido durante décadas tendrán más fácil ir a por los derechos del resto.

Los compañeros de la Coordinadora (sindicato mayoritario y decisivo en el sector) deben dejar claro que estos días de huelga previstos, son el primer paso y poner encima de la mesa un siguiente plan de huelgas y movilizaciones más contundente, haciendo un llamamiento a la clase trabajadora y la juventud de todo el Estado, a sus organizaciones sindicales, a los partidos de la izquierda que lucha, a todos los movimientos sociales, para desplegar el máximo apoyo y solidaridad. Hay que aprovechar la moción de censura presentada por Unidos-Podemos para visualizar la lucha, empezando por convocar a todos los estibadores y sus familias a la Puerta del Sol de Madrid el próximo 20 de mayo, con las pancartas y las reivindicaciones de este conflicto. El impacto que tendría entre decenas y cientos de miles de trabajadores y jóvenes sería evidente.

Desde GanemosCCOO queremos expresar nuestro apoyo incondicional a vuestra lucha, nuestra decisión de participar activamente en la movilización y desplegar todas las iniciativas que estén en nuestra mano para asegurar vuestra victoria, que será la de todos los trabajadores y jóvenes del Estado español.


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales