UNA “NEGOCIACIÓN PRODIGIOSA”.

Hace casi un año, la Federación de Enseñanza de CCOO de CyL, a instancias de una demanda presentada en 2013 por la Ejecutiva salida del anterior congreso, consiguió que la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León dictara una sentencia que respaldaba dicha demanda sobre el derecho de los funcionarios docentes a disfrutar de los denominados días ‘moscosos’ en igualdad respecto al resto de empleados públicos.

En la sentencia, el TSJ daba la razón al sindicato en contra del criterio de la Consejería de Educación, que argumentaba que el régimen de vacaciones del profesorado, ligado al calendario escolar, compensaba la pérdida de los denominados ‘moscosos’. Y consideró válidos los argumentos expuestos por esta organización sindical durante la negociación. Esta sentencia afecta a más 26.000 profesores de la Comunidad.

La denuncia de CCOO se presentó después de las mesas sectoriales de educación celebradas entre los meses de octubre y noviembre de 2013 y donde se negoció la adaptación de la regulación de las vacaciones, los permisos y las licencias para el personal funcionario docente. Entonces, se hizo hincapié de forma reiterada en el derecho de los docentes a disfrutar de los días por asuntos particulares al igual que los disfrutan el resto de los funcionarios de la Comunidad, pero la petición fue rechazada por la Consejería de Educación.

Varios meses después de producirse la sentencia, la por aquel entonces Dirección Provisional de la FECCOOCyL, presidida por el Secretario de Organización de la Federación Estatal de Enseñanza, se entera de que tal sentencia existe y decide (sin consultar con los trabajadores) aconsejar al profesorado, a través de la página web (http://www.feccoocyl.es/index.php?option=com_k2&view=item&id=23160:asuntos-particulares-moscosos-por-derecho-informate&Itemid=280) solicitar dichos días por asuntos particulares a la Administración, lo que conllevaba una escalada de escritos y contraescritos que habrían de desembocar, sin duda y de nuevo, en los tribunales a instancias, esta vez, de cada trabajador.

Todo ello sin tan siquiera proponer a la Consejería de Educación un proceso negociador para la ejecución de la sentencia ganada.

Así las cosas, la FECCOOCyL, tras todo este tiempo, se ha reunido hoy en “petit comité” para aprobar una propuesta lanzada por Administración que restringe de 6 días (según la sentencia) a 4. Ello supone una negociación pírrica en la que los únicos que nos dejamos pelos en la gatera somos los trabajadores.

La propuesta, pues, que acuerda la Comisión Ejecutiva de la FECCOOCyL sin consultar con su afiliación, ni con el resto de los trabajadores afectados por la misma, quedará de la siguiente manera: disfrute de 2 días en períodos lectivos (uno por trimestre) y otros 2 en períodos no lectivos.

Comparado con lo que negociaron (sin necesidad de ir a los tribunales) en la Comunidad Autónoma de Galicia, no hay color. Ellos tienen 2 días en período lectivo (sin restricciones para su utilización), 2 en períodos no lectivos y 24 horas sueltas puediendo disfrutarse de 1 en 1, de 2 en 2, de 3 en 3, etc. (si algún trabajador las quisiera disfrutar de 6 en 6, son 4 días).

Es decir, que la FECCOOCyL negocia al margen de su afiliación, cercenando la participación, para luego acordar con la Administración Educativa medidas que afectan a más de 26.000 trabajadores a la baja.
Eso sí, parece ser, según fuentes de otras Organizaciones Sindicales, que el próximo día 20 de abril se celebrará una mesa sectorial de educacón en la que se pondrá sobre la misma el cierre de este acuerdo. Suponemos que la Administración le dejará algún margen de negociación al resto de sindicatos, de lo contrario nos habremos cerrado las puertas a la posibilidad de disfrutar 6 días, disfrutando solamente 4 por obra y gracia de la nueva Ejecutiva de la FECCOOCyL.

Estas son las “nuevas maneras” de dirigir una Federación: la vuelta al “Despotismo Ilustrado” (todo para el trabajador, pero sin contar el trabajador).


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales