Escándalo en la Asamblea Precongresual de la unión local de Puerto Real

Descarga el panfleto en PDF.

Descarga la resolución de apoyo.

El pasado 26 de enero se impidió la entrada a la Asamblea Precongresual de la Unión Local de CCOO en Puerto Real (Cádiz), al compañero Antonio Muñoz, delegado por CCOO en Ditecsa, empresa auxiliar de Navantia, Puerto Real. 

La razón alegada por los responsables de dicho acto fue que Antonio no estaba al día en el pago sus cuotas al sindicato. Al mismo tiempo que le comunicaban que esta era la razón, le confesaban que la situación de incorriente de Antonio había sido provocada por un fallo burocrático cometido por ellos mismos.

La excusa no puede ser más burda y el montaje no puede ser más chapucero.

Antonio es un sindicalista conocido en la bahía de Cádiz por su defensa de los derechos de sus compañeros y compañeras, por poner en práctica un sindicalismo de clase, combativo y democrático, y por defender la democracia interna y la transparencia dentro de la organización. Es delegado en Ditecsa y Presidente de la Coordinadora de Profesionales del Metal de la Bahía de Cádiz, herramienta de lucha surgida por iniciativa de numerosos trabajadores y sindicalistas, entre otras razones, debido a la pasividad de la dirección de CCOO ante el paro, la explotación laboral practicada por las empresas, y el paulatino declive industrial que sufre la comarca.

Además, Antonio es un destacado seguidor de las posiciones de GanemosCCOO.

En todos estos aspectos se encuentra la razón real por la que no se permitió su entrada en dicha Asamblea.

El compañero denunció este atropello a la Comisión de Interpretación de Normas Confederal. Esta desestimó la denuncia el pasado 31 de enero, aludiendo, de paso, en su argumentación, a las intenciones del compañero de repartir a los asistentes una resolución contra las sanciones que el sindicato ha impuesto a tres sindicalistas de El Corte Inglés de Madrid.

Los responsables de la pérdida de credibilidad e influencia social de CCOO, tienen miedo a que dentro de nuestro sindicato los afiliados y delegados que estamos a pie de obra defendiendo los derechos de los trabajadores y construyendo el sindicato, podamos expresar libremente nuestra opinión y han convertido en irrespirable la atmósfera interna en las CCOO.

La gran contradicción existente entre los intereses, necesidades y demandas de los afiliados a CCOO y de los trabajadores en general, por un lado y la política de pacto social y desmovilización, cediendo sin lucha a la ofensiva del gobierno y la patronal, llevada a cabo e impulsada por la dirección de CCOO, por otro, está abriendo una gran brecha entre la base de CCOO y la clase obrera en su conjunto de una parte y el aparato que hoy controla CCOO y que está cada día más alejado de la realidad y de las condiciones de vida de los trabajadores, por otra. Estas medidas burocráticas y arbitrarias, son un intento desesperado por impedir lo inevitable, esto es, que la voz de los trabajadores consiga abrirse paso a través de este muro burocrático y recupere las CCOO como el instrumento de lucha que la clase obrera construyó con tanto esfuerzo.

Por la anulación de la Asamblea Precongresual de la Unión Local de CCOO en Puerto Real del pasado 26 de enero y la celebración de una nueva en la que se cumplan las garantías democráticas que debe cumplir todo sindicato de clase), en la que todos los compañeros tengan la plena libertad para expresarse y decidir.

¡No a la represión sindical! Recuperemos la democracia interna en las CCOO!

¡Ni nos domaron ni nos doblaron ni nos van a domesticar!

¡Por un sindicalismo de clase, democrático, combativo y asambleario! ¡Vivan esas CCOO!


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales