Descarga la hoja aquí.

¡Basta de expulsiones y expedientes contra afiliados y delegados de CCOO!

La Comisión Ejecutiva de la Federación de Servicios de CCOO abrió expedientes sancionadores contra Felipe Boluda, dirigente de CCOO en El Corte Inglés del centro de Goya, María Ángeles Carmona, del mismo centro y miembro de la Ejecutiva de la sección sindical de Madrid, e Isabel Iglesias, dirigente de la sección sindical del centro de Castellana y miembro de la Ejecutiva Estatal. Estos sindicalistas se han destacado durante años por su defensa insobornable de los derechos de sus compañeros y compañeras, por poner en práctica un sindicalismo de clase, combativo y democrático, y por defender la democracia interna y la transparencia dentro de la organización.

A pesar del rechazo que ha provocado entre cientos de sindicalistas estas medidas arbitrarias, hace pocos días que la comisión instructora planteó sanciones, que en la práctica suponen un intento de forzar la salida del sindicato de los compañeros. En concreto proponen la suspensión de militancia por 2 años para María Ángeles, de tres para Isabel y de cuatro para Felipe Boluda.

Se les acusa fundamentalmente de no ceder las horas sindicales acordadas por la Ejecutiva de la sección sindical Estatal de CCOO de El Corte Inglés, algo totalmente falso y que los compañeros pueden demostrar, y de que utilizan los tablones de anuncios para colocar panfletos informativos de su actividad sindical. Todo esto es un despropósito, un auténtico montaje que únicamente persigue reprimir a estos compañeros por su compromiso con el sindicalismo de clase y combativo y beneficia exclusivamente a los enemigos de los trabajadores. Como tantas veces hemos defendido desde Ganemos CCOO, la democracia interna y la pluralidad de ideas en CCOO no deberían ser ningún problema, pues suponen una garantía contra la arbitrariedad y el despotismo.

Hacemos un llamamiento a todos los afiliados y afiliadas de CCOO, a todos los delegados y delegadas, a todos los militantes de la izquierda y activistas de los movimientos sociales a intensificar la campaña de solidaridad, y firmar la resolución exigiendo a la Ejecutiva Confederal de CCOO y a las ejecutivas de la Federación de Servicios, la retirada inmediata de estos expedientes (puedes firmar a través de www.ganemosccoo.org)

Basta de paz social. Hay que recuperar la calle

CCOO y UGT, han lanzado una convocatoria de movilización en todas las ciudades para el día 15 de diciembre y una gran manifestación sindical y social en Madrid para el domingo 18 de diciembre.
Durante los últimos años conquistas históricas de la clase obrera, obtenidas a través de décadas de lucha, se han ido perdiendo sin que los dirigentes sindicales se decidiesen a lanzar una ofensiva firme para hacer retroceder a Gobierno y patronal.

Y no sólo eso. Muchos de estos ataques y recortes fueron “negociados” y aceptados por los dirigentes de CCOO y UGT en nombre de la “paz social”, la “responsabilidad ante la crisis” o el “mal menor”.

Tras tantos años de pasividad ante el progresivo empobrecimiento de capas cada vez mayores de trabajadores, tras tantos años de callada sumisión a las exigencias de patronal y Gobierno, cuando los dirigentes sindicales se deciden al fin a reclamar tímidamente al nuevo gobierno de Rajoy que al menos algunas migajas de los beneficios inmensos que las empresas están amasando reviertan sobre los asalariados, la respuesta que han recibido ha sido una sonora bofetada.

Con la confianza que le ha otorgado la fracasada estrategia del diálogo social defendida por nuestro sindicato y la UGT, Rajoy ha planteado por un lado, que las contrarreformas aprobadas en sus anteriores mandatos, y muy especialmente la Reforma Laboral y la Reforma de las Pensiones, son intocables y por otro, exige que el impacto económico de los nuevos acuerdos permita cumplir con el objetivo de déficit impuesto por la Unión Europea, es decir, que el nuevo pacto social avale un nuevo recorte presupuestario, esta vez de 5.500 millones, y que al igual que en anteriores ocasiones recaerá fundamentalmente sobre el gasto social.

Ante esta situación, los dirigentes de CCOO y UGT se han visto obligados a optar entre aceptar mansamente una nueva humillación del PP, o hacer frente a este desafío recurriendo a la movilización de sus bases, aunque sea en dosis mínimas y poniendo por delante su inquebrantable voluntad de llegar a acuerdos a toda costa.

Es lógico que muchos trabajadores vean con reticencia esta convocatoria y desconfíen de sus verdaderas intenciones, así como es comprensible que el primer impulso de muchos trabajadores, defraudados por la desmovilización y la inacción de estos dirigentes, sea el de abstenerse de participar en las movilizaciones de diciembre. Pero, más allá de la intención de Toxo y Álvarez de volver cuanto antes al confortable terreno de las mesas de negociación y de los sofás de La Moncloa, las convocatorias del 15 y 18 de diciembre nos ofrecen la oportunidad de expresar a la vez nuestro firme rechazo a la política de recortes de Rajoy y nuestra tajante censura a la política de paz social de los dirigentes sindicales.

Por eso desde GanemosCCOO hacemos un llamamiento a la clase trabajadora del Estado español a convertir las convocatorias de diciembre en auténticas jornadas de lucha planteando en las calles la exigencia de convocatoria inmediata de una huelga general. Siguiendo el ejemplo de los estudiantes, que con sus movilizaciones del 26 de octubre y 24 de noviembre han conseguido acabar con el intento del PP de restaurar las odiadas reválidas franquistas, los trabajadores debemos mostrar nuestra fuerza y nuestro músculo en las calles, abandonando las fracasadas políticas de paz social que sólo han conseguido empobrecernos y debilitarnos.

¡Recuperemos la democracia interna dentro de las CCOO!


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales