El próximo jueves 24 de noviembre el Sindicato de Estudiantes convoca una nueva huelga general contra las reválidas franquistas, por la derogación de la LOMCE y para reclamar la reversión de todos los recortes impuestos por el gobierno del PP a la educación pública. Desde GanemosCCOO queremos expresar nuestro apoyo total a esta iniciativa, al igual que lo hicimos en la huelga estudiantil del pasado día 26 de octubre.

Y nuevamente tenemos que denunciar como un tremendo error la actitud de la dirección de la Federación de Enseñanza de negarse a convocar esta huelga. Esta actitud completamente injustificada no representa el sentir de decenas de miles de docentes que vemos día a día como los recortes asfixian nuestra labor en los centros educativos, o somos víctimas de los despidos masivos. La negativa de la Federación de Enseñanza a luchar está menos justificada aún tras el enorme éxito de la movilización del pasado 26-O, en la que más de dos millones de estudiantes vaciaron las aulas de los institutos y paralizaron por completo la educación en todos los territorios, y en la que más de 200.000 jóvenes llenaron las calles en decenas de manifestaciones a lo largo de todo el Estado.

El 26 de octubre fue una demostración de fuerza tremenda que golpeó al PP, a su gobierno y a su ministro. No hay nada que teman más que la fuerza de la movilización en la calle. Por eso, desde el día siguiente a la huelga, el gobierno del PP comenzó una campaña de mentiras y confusión para desactivar la lucha, diciendo que las reválidas “no tendrán efectos académicos hasta que no se llegue a un Pacto Nacional por la Educación”. No es cierto. El propio decreto que el Consejo de Ministros aprobó en el mes de julio ya decía que este curso no tendrán efectos académicos. Pero además, el Ministerio de Educación ya ha anunciado que antes del 30 de noviembre se aprobará el decreto por el que se regirán las reválidas y que supondrá un endurecimiento de estos exámenes con respecto a la antigua selectividad.

Ante esta actitud ofensiva del PP, el PSOE mantiene una actitud absolutamente sumisa (la consecuencia lógica de su decisión de abstenerse para dejar a la derecha gobernar). No sólo han abandonado completamente la calle, dando la espalda a las reivindicaciones de la Marea Verde, sino que en su supuesta labor de “oposición” parlamentaria ni siquiera proponen la derogación del decreto de reválidas y la LOMCE. La propuesta del PSOE sustituye la derogación por la paralización del calendario de aplicación de la LOMCE, pero lo cierto es que esta ley franquista ya está implantada en todos los cursos.

Por eso reiteramos que no existe ninguna justificación para que la Federación de Enseñanza de CCOO no convoque activamente esta huelga, salvo la decisión de mantener una estrategia de paz social y desmovilización, en sintonía con lo que defiende la Ejecutiva Confederal y la dirección actual del PSOE. Es una completa vergüenza que la dirección de la Federación se niegue a ponerse a la cabeza de esta lucha, cuando hay miles de compañeros y compañeras despedidas y cuando nuestras condiciones laborales y salariales se degradan continuamente.
¡Hay razones para la lucha! ¡Hay ambiente para la lucha! CCOO debe rectificar.


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales