¡No a la persecución por motivos sindicales y políticos!

¡Inmediata readmisión de todos los compañeros despedidos!

El pasado viernes 13 de noviembre tres compañeros en SA Reverté éramos fulminantemente despedidos sin explicación alguna, e incumpliéndose incluso el plazo de preaviso establecido por ley y sin que dicho despido se nos comunicara por escrito.

Desde que el pasado mes de junio se presentara una candidatura sindical de CCOO independiente, no al servicio del patrón, la empresa se ha puesto muy nerviosa. El propio proceso de elecciones sindicales ha estado plagado de presiones por parte de la dirección de la empresa, para tratar de amedrentar a los trabajadores, y evitar que la candidatura pudiera obtener representación alguna. ¡Pero no lo han conseguido, y ahora han decidido cortar por lo sano!

Descarga la hoja en PDF

El despido del compañero Diego González, delegado de la sección sindical de CCOO y candidato en las pasadas elecciones sindicales, esta claramente motivado, como todo el mundo sabe, por su papel como organizador de CCOO en la empresa, y por el trabajo que junto a otros compañeros ha permitido que por primera vez haya dos delegados independientes en el Comité de Empresa.

Los delegados de UGT debéis rectificar y poneros del lado de los trabajadores

Desgraciadamente los delegados de UGT, mayoría en el Comité, han vuelto a demostrar de que lado están, afirmando que el compañero Diego "se lo había buscado", y tratando de vender el despido diciendo que han evitado de esta manera que se despida a otros compañeros. Todo esto sin que se haya convocado una Asamblea de trabajadores para discutir y plantear con transparencia qué esta ocurriendo.

¿Quién ha decidido estos despidos? ¿Los delegados de UGT junto a la empresa? No corresponde a los delegados ni al Comité de Empresa decidir a quién se despide, eso es algo que hace el patrón. ¡¡Los sindicatos están para defender y apoyar al conjunto de los trabajadores!! ¡¡Qué vergüenza!! ¡¡Y encima delegados de un sindicato de clase como UGT!!

La empresa quiere neutralizar la organización de los trabajadores ante la perspectiva de una reestructuración que supondrá nuevos despidos y ataques

La realidad es que con este despido la empresa quiere tratar de acabar con cualquier capacidad de organización y respuesta por parte de los trabajadores. Han llegado incluso tan lejos, y han tenido tan pocos escrúpulos, que incluso, para dar cobertura al despido y tratar de desligarlo de cualquier persecución sindical, han despedido a otros dos trabajadores de manera completamente arbitraria. Quieren hacer parecer este despido como uno más, y para ello no tienen problema en despedir a dos compañeros, ni siquiera involucrados en la candidatura de CCOO, arruinándoles la vida.

Ya desde hace tiempo venimos sufriendo ataques y condiciones más propias de otras épocas. Los compañeros de cantera y ensacado han visto recortados sus salarios, se les cambia horarios e incluso los festivos se han convertido en días laborables, y se les exige además mayor producción. Se despidió a una compañera por pedir la reducción de jornada por maternidad, aunque finalmente tuvo que ser readmitida. Se obliga a un peón ensacador a trabajar solo en el turno de noche a cargo de una máquina que debe llevar un oficial, pero luego se le sanciona y despide por no llegar a la producción. ¡¡Actuaciones propias del siglo XIX!!

La empresa vocifera continuamente que tiene serios problemas financieros, y quieren preparar el terreno para poder recortar más nuestros salarios y precarizar más nuestro trabajo. Desde hace meses los beneficios de la empresa se destinan a otras inversiones que ha hecho el dueño y que han sido un desastre, y además ahora se pierden pedidos. De esto no tenemos culpa alguna los trabajadores, que siempre hemos hecho nuestro trabajo profesionalmente y que hemos permitido que la empresa funcionará día a día. ¡¡No somos responsables de los desaguisados del patrón!!

¡¡Ningún ataque sin respuesta!!

¡¡Hay que organizarse para defender nuestros puestos de trabajo!!

No podemos permitir que la situación siga así. Ahora son estos compañeros, y mañana serán otros los que sean despedidos, sancionados o vejados. Desde la Sección Sindical de CCOO vamos a oponernos firmemente a estos despidos, no solo en los Tribunales, sino en la calle, con movilizaciones, asambleas y obteniendo el apoyo de los movimientos sociales y de los trabajadores y plantillas de otras empresas. Ya estamos recibiendo muestras de solidaridad de otros delegados y Comités de Empresa de la comarca, así como de entidades políticas y movimientos sociales. Vamos a dar a conocer las prácticas antisindicales que se llevan adelante en S.A. Reverté, y que entre otras cosas vulneran los derechos humanos más básicos. Quieren una plantilla sumisa que no se atreva siquiera a mirar al jefe a los ojos. ¡¡No podemos permitirlo!!

Los últimos años han demostrado que las cosas están cambiando, y que además si quieres conseguir algo y tener un futuro digno el único camino es la organización y la lucha. Los trabajadores de Coca-Cola ahora han conseguido, finalmente, volver a entrar a la fábrica y mantener sus puestos de trabajo. Este es el ejemplo para nosotros del camino a seguir, ¡¡y frente a una todopoderosa multinacional!! Solos y con miedo estamos perdidos, pero juntos, colectivamente, podemos vencer y exigir que se respeten nuestros derechos y que se nos trate con dignidad.

¡¡La lucha es el único camino!!

¡¡Sí se puede!!