¡No al nuevo contrato Bucle de Telefónica!

¡Por la eliminación de la subcontratación y los falsos autónomos!

¡Los instaladores de contratas, subcontratas y falsos autónomos de Telefónica hemos dicho basta!

El contrato bucle que ha firmado Telefónica con sus contratas directas, Cobra, Comfica, Itete, etc. supone llover sobre mojado en el proceso de esclavización de este sector, porque pretende fundamentalmente rebajar el “baremo” de puntos, lo que significa que a igual producción vayamos a cobrar mucho menos.

Descárgate la hoja en PDF (castellano | catalán)

Colabora con la caja de resistencia: ES0320 3819 69 696000178200

Ya de por sí las condiciones de trabajo que venimos sufriendo son deplorables. Carecemos de un salario fijo, cobramos miserias en función de un sistema de puntos injusto que solo reconoce como puntuables las instalaciones cerradas satisfactoriamente, no puntuando los muchos desplazamientos y actuaciones en los que por motivos ajenos a los técnicos no se puede realizar la instalación o reparar una avería. Averías que a muchos de nosotros se nos obliga a reparar sin remuneración alguna.

trabajadores-de-movistar-en-la-huelga 290433Por si esto fuera poco, nos vemos sometidos a sanciones que multiplican varias veces el valor de una instalación completa, poniendo nuestros propios medios, coche, combustible, herramientas, y todo esto sometidos a jornadas de 10 y 12 horas incluidos fines de semana y festivos, porque se nos exige un número mínimo puntos, y al margen de los puntos, para poder alcanzar un sueldo a fin de mes que nos permita hacer frente a nuestras necesidades básicas y de nuestras familias.

En la mayoría casos los trabajadores contratados realizamos estas jornadas con contratos de 2 ó 4 horas y sin vacaciones reconocidas.

No corremos mejor suerte los falsos autónomos que, pese a tener dedicación plena a telefónica, nuestra relación legal se limita a un contrato comercial con estas contratas, en el que nos imponen una serie de cláusulas abusivas en cuanto a exigencias de producción o posibles sanciones. Muchas de estas contratas nos impiden a los falsos autónomos desgravar en nuestras declaraciones los gastos ocasionados relativos a los alquileres de herramientas como fusionadoras o furgonetas cuando nos acogemos a este “servicio” de alquiler a través de las contratas directamente, como en casi todos los casos obliga el contrato comercial, y para colmo las contratas se reservan el derecho de pagar a los 180 días a sus falsos autónomos.

Estas condiciones se dan en una de las empresas de mayor peso del IBEX35 y mientras dichas empresas han obtenido en 2014 un beneficio empresarial de 3.000 millones de euros, incrementando un 40% el beneficio del año 2013. Trabajamos sin descanso para que una minoría saque tajada o directamente amase fortunas insultantes como demuestra el caso del señor Cesar Alierta, presidente de Telefónica, que obtuvo una “remuneración” superior a 19.000 € diarios.

Pero no es suficiente, nunca es suficiente para los empresarios, ahora pretenden condenarnos a unas condiciones de esclavitud para seguir aumentando su cota de beneficios como ha sucedido desde el inicio de la crisis en casi todos los sectores.

Estos son los motivos principales por los que ha estallado con tanta decisión y arrojo por parte de los técnicos e instaladores, que hemos dicho basta y hemos empezado a movilizarnos, y a luchar con todas nuestras fuerzas contra la precariedad laboral que nos impone telefónica a través de sus contratas. En Madrid hemos comenzado una huelga indefinida el 28 de marzo que promete no cesar hasta la retirada del contrato bucle y la dignificación de las condiciones laborales de los trabajadores del sector. Esta huelga ya se ha extendido a otros territorios del Estado convocándose una huelga estatal indefinida a partir del 7 de abril, ya que las condiciones son las mismas, en Madrid, en Vigo, en Córdoba, en Navarra o en cualquier lugar del territorio estatal.

Esta huelga ya huele a huelga histórica contra los dictados de Telefónica, porque nada más arrancar en Madrid ha alcanzado un nivel de participación brutal, parando prácticamente la producción de nuevas instalaciones y la reparación de averías. Este éxito inicial se debe en gran parte a la decisión por parte de la mayoría de los técnicos e instaladores de mejorar nuestras condiciones y no seguir arrodillándonos ante una de las empresas más importantes del IBEX, así como a la labor abnegada e incansable de los piquetes informativos. Desgraciadamente los grandes sindicatos, CCOO y UGT, no han estado a la altura de las circunstancias hasta el momento, poniéndose, especialmente en el caso de la UGT, al lado directamente de la patronal, planteando que la huelga era ilegal. No es sin embargo éste el sentir de la mayoría de sus afiliados, muchos de los cuales incluso están participando en la huelga.

Telefónica Caja resistencia 500Desde GanemosCCOO exigimos a la dirección de nuestro sindicato que rectifique inmediatamente, y que dé pleno apoyo a la huelga respetando el sentir y la decisión mayoritaria de los trabajadores, que es luchar con decisión hasta tumbar estos ataques y obtener unas condiciones dignas para todos los trabajadores del sector. Por otro lado llamamos a todos los compañeros, delegados y afiliados de CCOO, a apoyar esta justa lucha y participar en las acciones de solidaridad que realicen los trabajadores, así como a aportar su granito de arena a la Caja de Resistencia.

No debemos bajar la guardia porque sabemos que luchamos contra un gigante, y si queremos vencer, debemos mantenernos firmes unidos y aumentar nuestro nivel de organización. Esto pasa por:

1) Convocar asambleas diariamente de todo el sector en lucha en las que se haga balance de la jornada de huelga, se planifiquen las acciones de difusión y se organice diariamente la lucha. De esta manera podremos dar confianza a los compañeros más dubitativos, a la vez que se concretan los objetivos a alcanzar y definir claramente que no solo se lucha contra el contrato bucle, si no que esta lucha se da para dignificar todo el sector y obligar a telefónica a acabar con la subcontratación y a acogerse al convenio del metal.

2) Hacer repartos de panfletos a compañeros y clientes, explicando los motivos de la huelga y llamando a estos últimos a la solidaridad con nuestra lucha y a colaborar con la caja de resistencia.

3) Llamar a los compañeros a los que tampoco se les cumple el convenio, pero que están vinculados a otras empresas como Jazztel, Ono, Orange, etc., a que se unan a nuestra lucha, ya que también es la suya, a la vez que contactamos con sus representantes sindicales si los tuvieran.

4) Ejercer presión sobre organizaciones políticas y sindicatos de clase, para que presionen y difundan el conflicto en los medios de comunicación y redes sociales, así como para que den un apoyo activo a nuestras reivindicaciones difundiendo entre sus afiliados y la población en general, por supuesto sin ceder un ápice de nuestra autonomía en la lucha.

Los piquetes son imprescindibles en cualquier huelga, pero no basta solo con eso, es imprescindible ganarnos la solidaridad de toda la clase trabajadora, para poder alcanzar nuestro objetivo clave que es acabar con la precariedad esclavista de una vez por todas en este sector.

¡No al nuevo contrato Bucle de Telefónica!

¡Por la eliminación de la subcontratación y los falsos autónomos!

¡Por la dignificación del sector y obligar a las empresas de telecomunicaciones a cumplir el convenio del metal o uno de rango superior!

¡Viva la huelga de los técnicos e instaladores de Telefónica!


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales