Tras más de un año de intensa lucha ya a nadie se le puede escapar la absoluta falta de interés de los propietarios y los respectivos gobiernos en el mantenimiento de la planta de Elcogas. De la misma manera a ningún sindicalista independiente de otros intereses que no sean los de su clase y los generales de la población, se le puede escapar la desastrosa estrategia sindical seguida; comparsa de las buenas palabras y sentimientos… todo muy loable y propio de un representante religioso.

El desamparo es tal que a día de hoy las poderosas federaciones de industria de CCOO y UGT no contemplan más alternativa que pagar al oligopolio eléctrico las “pérdidas” que presente Elcogás en sus cuentas anuales.

 

 

El mismo “error” que se cometió con Silicio Solar y Solaria (error acentuado con respecto a otras luchas y conflictos por tratándose de un sector estratégico vital para toda la población). Si en el caso de Elcogás se han implicado más obedece al grado de representatividad unitaria de los trabajadores; ello conlleva mucho poder sindical que no están por la labor de perder en las federaciones de industria.

No haber planteado la lucha desde el punto de vista político planteando la única alternativa coherente, la nacionalización, y desde el minuto uno de amenaza de cierre; es la causa de esta larga travesía del desierto para poner las arcas públicas a disposición de Endesa y sus socios.

Es más, parece probable que los últimos “avances” de esta alianza tengan más que ver con la acción concreta de intento de ocupación de la planta por compañeros despedidos de auxiliares que por la voluntad de los negociadores (excluyendo aquellos obligados a creer sus sueños). Una pequeña acción que puso en el orden del día la posible ocupación de la planta ha hecho más que cuarenta lacrimosas declaraciones.

Por otro lado, qué duda cabe que de conseguir Endesa sus propósitos, de pasarnos la factura a todos, sería una decisión aceptable para los muchos de los trabajadores de Elcogás de auxiliares y sería legítima su aprobación en asamblea, pero… ¿por cuánto tiempo?

Los mercados y sus gobiernos tienen sus premisas, la obtención a toda costa del máximo beneficio, premisas que no doblegan si no se cuestionan.

¿Cómo sino conseguimos los enfermos de hepatitis C apresurar la compra de los nuevos fármacos? ¿Aliándonos con las farmacéuticas contra el Gobierno o apoyando al Gobierno para llorar a la multinacional? No, no lo conseguimos en alianzas con los verdugos. Fue posible poniendo el dedo en la verdad, denunciando el complot de ambos y contraponiendo la consigna de ¡Nacionalización de las patentes! Aglutinando y compartiendo nuestras movilizaciones con luchas (“aparentemente tan dispares” para las mentes de Toxo y Méndez, claro) como la PAH, Correos, Coca Cola, la Marea Blanca…

LA LUCHA CONTRA EL CIERRE DE ELCOGAS. ¿ES POSIBLE CONSEGUIRLO?

Sí, como lo es volver a poner a Puertollano como el referente industrial que fue. Pero la clave no solo está en la tenacidad y unidad de acción mantenida por los trabajadores. El camino además pasa por la total independencia de los poderes de los capitalistas y la más amplia y extensa movilización. Algo a lo que se han negado las federaciones y las estatales de CCOO y UGT, en el momento en que más condiciones y más motivos hay.

TODOS A LA MANIFESTACIÓN POR EL EMPLEO EL JUEVES 17

CONTRA EL CIERRE DE ELCOGÁS: Por la Huelga General en Puertollano. Por una gira de los trabajadores de Elcogás y contratas realizando asambleas en las concentraciones de trabajadores del sector en todo el territorio preparatoria de una Huelga General.

ABAJO LA REFORMA LABORAL.

¡POR LA NACIONALIZACIÓN DEL SECTOR ELECTRICO!

Manuel Franco Álvaro - GanemosCCOO


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales