La lucha continúa: “¡No estamos todos, faltan 130!”

A primera hora de la mañana de hoy, 27 de septiembre, tan pronto como a las 6:30h., daba comienzo, en una de las puertas de la factoría de Coca-Cola en Fuenlabrada, un acto en el que hemos participado aproximadamente medio millar de activistas de la izquierda, jóvenes y trabajadores para arropar y celebrar la entrada de los primeros 85 trabajadores que, a fuerza de lucha y movilización, han recuperado sus puestos de trabajo.

Desde que se iniciara el despido fulminante por parte de la empresa de los cerca de 300 trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada han pasado ya 20 meses. Un ataque que la multinacional quería dejar cerrado de un día para otro, pero que gracias a la determinación de la plantilla se ha convertido en su contrario. Una movilización ejemplar que ha cosechado triunfos y avances día a día; desde aglutinar a su alrededor la solidaridad y simpatía de decenas de colectivos sociales y miles de activistas, hasta tumbar en el terreno legal –hasta en cuatro ocasiones— a los caros y todopoderosos bufetes de abogados que la multinacional había contratado para que dieran una lección a la plantilla.

Una plantilla unida que, con su movilización contundente, ha puesto contra las cuerdas a una de las mayores multinacionales, demostrando entre otras muchas cosas, que el Sí se puede en el terreno sindical es posible con una lucha decidida como la que estos compañeros vienen protagonizando. Todos los intentos de la poderosa multinacional han dado contra el muro de la solidaridad y la movilización; ni los chantajes, ni las maniobras para desmoralizar a la plantilla, ni la táctica de desgaste de meses y meses han conseguido quebrar la voluntad de lucha del que se ha convertido en un referente para todos los sindicalistas que a día de hoy reivindicamos su ejemplo, el de la movilización en las calles para frenar los ataques de la patronal.

A pesar de esta importante victoria la empresa continúa en su afán de incumplir sus obligaciones respecto al conjunto de los trabajadores. Es por eso que, esta mañana, mientras uno a uno los trabajadores se iban incorporando, aplaudidos por sus compañeros, familiares y activistas allí presentes, una de las consignas más coreadas era “¡No estamos todos, faltan 130!”, en alusión a la continuidad de la lucha hasta que todos y cada uno de los trabajadores sean reincorporados a sus puestos de trabajo.

Los compañeros y compañeras que integramos GanemosCCOO queremos felicitar sinceramente a esta plantilla que con su ejemplo marcan el camino que, en nuestra opinión, debemos seguir los trabajadores de todas las empresas que a día de hoy se encuentran bajo ataque; los despidos, expedientes de regulación de empleo, deterioro de las condiciones laborales, están a la orden del día. Con ejemplos como el de los trabajadores de Coca-Cola en lucha es más claro si cabe la fuerza que los trabajadores somos capaces de desplegar para conseguir victorias. Por muy poderosas que puedan parecer las grandes multinacionales, no hay nada que no se pueda luchar y batallar. Nuestro sindicato tiene que cumplir el papel de unificar y extender los conflictos para darles más fuerza. Con una política sindical de clase, democrática y combativa podríamos echar atrás todos los ataques del Partido Popular e incluso hacerles caer definitivamente. Son estas ideas las que esta misma mañana rompían con el escepticismo de los que defienden que no hay más remedio que pactar y aceptar los ataques y despidos como inevitables. Para defender nuestros derechos, la educación o la sanidad públicas; para acabar con los que nos explotan, los que desahucian y los que atacan nuestras condiciones de vida: ¡¡la lucha es el único camino!!


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales