En la mañana del 6 de noviembre los trabajadores de las empresas auxiliares de Navantia en la bahía de Cádiz, han vuelto a exigir la convocatoria de una huelga general de 48h. La asamblea ha sido convocada por un grupo de trabajadores que están luchando por conseguir que esta huelga se haga realidad ante la falta de iniciativa manifestada por los compañeros que forman parte de la Coordinadora de Profesionales del Metal de la bahía (CPM) y de los sindicatos que componen la Confluencia Sindical.

Entre los promotores de la asamblea, los compañeros de Izquierda Revolucionaria estamos jugando un papel importante como impulsores de esta batalla por la huelga.

Es necesario continuar la lucha dando un paso adelante

El pasado 13 de junio los trabajadores y trabajadoras del metal dimos un golpe sobre la mesa y llevamos adelante una huelga general que paralizó el sector del metal en toda la bahía de Cádiz. Los motivos eran claros: en defensa de nuestros derechos, para exigir el fin de la precariedad, la explotación y las muertes en el tajo de las que es responsable la patronal y su modelo productivo. En esta histórica jornada de lucha, las direcciones de los sindicatos mayoritarios cerraron filas con la patronal, ninguneando el sentir de los trabajadores del metal, y se opusieron a la huelga. A pesar del esquirolaje de las direcciones de CCOO y UGT, en este día quedó claramente evidenciado el potencial que tiene la clase trabajadora cuando tiene un camino a través del que expresarse. Pero también sabíamos que a pesar del éxito de esta, no conseguiríamos todas nuestras reivindicaciones en una sola jornada de lucha.

La realidad del sector del metal hoy es que se sigue incumpliendo el convenio, se continúa vulnerando la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, se continúan realizando jornadas de trabajo maratonianas a costa del tiempo y la salud de los trabajadores, en muchos casos sin poder ver apenas a la familia para que los empresarios se sigan llenando los bolsillos a dos manos con nuestro esfuerzo y la carga de trabajo sigue siendo inestable y escasa.

Los trabajadores somos conscientes de que para cambiar realmente la situación, necesitamos continuar con la lucha y la movilización que empezamos el 13 de junio. Lo manifestamos así en las asambleas que celebramos en julio y en septiembre, en las que ya votamos masivamente convocar una huelga general de 48h para que se cumplan nuestras justas exigencias.

Hay que pasar de las palabras a los hechos

Ante los permanentes brindis al sol por parte de las organizaciones políticas, a nivel local y a nivel estatal, los trabajadores del metal de la Bahía de Cádiz exigimos, una vez más, dar un nuevo y contundente paso adelante en la lucha. Este 6 de noviembre hemos vuelto a ser cientos, los trabajadores que instamos a los sindicatos que conforman la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz (CGT, SAT, AO, USTEA, CTA, CNT Puerto de Sta María), a que igual que el 13 de junio, den cobertura legal, convoquen e impulsen ¡una huelga de 48 horas! Les pedimos que sean consecuentes con lo que dicen, y apoyen lo que los trabajadores hemos votado tanto en julio como en septiembre. Hemos demandado esta huelga, unánimemente votando a mano alzada y recogiendo cientos de firmas, cantidad que se verá incrementada en los próximos días.

¡BASTA DE MIRAR PARA OTRO LADO! ¡HUELGA GENERAL EN LA BAHÍA DE 48H! ¡LA LUCHA SIRVE, LA LUCHA SIGUE!