A lo largo de junio y julio, el sector del metal de Coruña se movilizó por el convenio colectivo provincial. Finalmente, UGT y CCOO lo firmaron sin realizar previamente asambleas de trabajadores (sólo de afiliados). El acuerdo dejó fuera dos reivindicaciones centrales para los trabajadores de las compañías auxiliares de Navantia en la ría de Ferrol: la subrogación (se incluye, pero sólo para las empresas de mantenimiento que trabajen para entidades públicas) y la incorporación al texto del convenio de los llamados acuerdos de Navantia de 2001, que fijan una serie de mejoras para los trabajadores subcontratados (en su lugar, se crea una comisión “de estudio”).

En estas circunstancias, la CIG, que rechazó firmar el convenio, decidió convocar una huelga indefinida de las compañías en demanda del cumplimiento de los acuerdos de 2001, que comenzará el 5 de octubre.

La inclusión de los acuerdos en el convenio colectivo es una reivindicación elemental, puesto que lo contrario provoca lo que estuvo pasando, sobre todo en los últimos años: que las empresas que no pagan los acuerdos de 2001, para así convertir los menores salarios en un factor de competitividad, desencadenan una espiral de incumplimientos. De hecho, actualmente sólo una empresa los cumple. Otra los cumplía a medias (se los pagaba a los fijos, pero no a los eventuales), aunque la decisión de sus trabajadores, ya antes de la firma del convenio, de ir a la huelga por este motivo y la convocatoria de esta huelga indefinida le llevó a anunciar, a finales de septiembre, que se los pagará también a los eventuales, en una clara maniobra para intentar evitar que su plantilla se una al resto de los trabajadores en la huelga indefinida.

Esta convocatoria es otra prueba más de la disposición a la lucha que están demostrando los trabajadores, lo cual hace todavía más incomprensible la firma del convenio provincial. Desde GanemosCCOO llamamos a todos los trabajadores de las compañías auxiliares a participar en esta huelga, que también debe ser apoyada por los trabajadores de la principal. En este sentido, los comités de empresa de las dos factorías de Navantia en la ría (Ferrol y Fene) tienen otra oportunidad para corregir su desinterés de años por los problemas de los trabajadores subcontratados, impulsando acciones de solidaridad de los trabajadores de Navantia en apoyo de las justas reivindicaciones de nuestros compañeros de la industria auxiliar.


III Encuentro Estatal


Campañas

 


 

Materiales